lunes, 21 de enero de 2008

Tiempo de gitanos

Afortunadamente no ocurrió ningún imprevisto que no me permitiera estar ayer en el Parque Araucano, asique sí, pude ver a Goran Bregovic... aunque más que ver, escuchar, ya que estaba un poco lejos.
Cerca de las 20.30 y después de una anecdótica revisión por parte de carabineros, entramos al parque, ubicamos a amistades y nos sentamos en el pasto a esperar que empezara el shoz.
Antes de que oscureciera entran los músicos chilenos y después de ¿2 canciones? se empiezan a escuchar desde lejos los bronces, acercándose hasta instalarse en el escenario. Al final entra Goran Bregovic con su guitarra.
La primera parte del show estuvo más piolita, provocando un poco de aburrimiento entre mis amistades, quienes esperaban (y me imagino que todos) una fiesta gitana. Después la cosa fue prendiendo y agarrando velocidad para terminar con 25.000 personas gritando "a la carga!" empezando Kalasnjikov, el hit que fue bailado por todos. Una canción más y antes de que terminara emprendo la retirada para evitar tacos y multitudes.
Demasiado buen ambiente, gente de todas edades, buen sonido, excelente banda.
Peeeeero la cosa no terminó ahí. El carrete siguió en el Soul con los dj's de la Caravana Gitana: Magú (miembro de Circo Vulkano, Papashantys y los grandes Desorden Publico), Karim (un argelino residente en Barcelona) y los chilenos Subversivo y Negro Pésimo. No había mucha gente, pero había re buena onda y muy buena música, me lo bailé todo. Lo chistoso es que el amigo con el que andaba se tuvo que ir como a la 1, yo ni ahí con irme y me quedé sola, me bajó la sociabilidad y me quedé hasta el final, llegando a la casa pasadito las 5 de la mañana jaja.

el grupete con el que vi a Goran B. (paparazzeados)

Dj Subversivo (supongo que era él), Dj Karim y Dj Magu

2 comentarios:

Alvaro y sus desvaríos dijo...

yo también estaba ahí ¡¡¡ pero no fui fotografiado....... yo estaba cerca de un carrito de pop corn pero a medida que avanzaba el concierto mefui acercando poco a poco al escenario
fue piola, harta buena onda, muy bueno el sonido y el espectáculo, nada de que quejarme

luego de terminado me fui a tomar un ron por ahí. El problema era que al día siguiente me tuve que levantar tempranísimo para volver a mi hogar, me esperaba dos horas de viaje

saludos

Mike Tajobase dijo...

Lindísima tu reseña del show!

Un abrazo desde México!